Campanilleros

Y de un canto popular de temática mariana, nace un cante flamenco de un verdadero matiz y sentido de lo jondo, y de mayor relevancia artística comparable con los cantes más duros de la baraja estilística del cante flamenco, siendo su creador un cantaor excepcional de Jerez de la Frontera llamado Manuel Torres.

La historia de la creación de este grandioso cante, y del hecho tan extraordinario la narra el gran tocaor de guitarra Niño Ricardo, en las páginas de ABC Sevilla, el 27 de Diciembre de 1969:

“Estabamos con el Niño de la Palma (el torero), El Gloria, Rebollo y yo. A mí se me ocurrió decirle a Cayetano Rivera (El niño de la Palma, el torero) que deberíamos ir por Torre, que entonces vivía en el Fontanal. Llegó Manuel, me dijo: “ponla en tres”… y escuchamos aquellos campanilleros, inspiración de su genio, que ponía los bellos de punta”.

las tres letras de Campanilleros que Manuel Torre había aprendido, a la hora de entonces, lo hizo imprimiéndole una intensidad flamenca específica en relación con su genialidad artística, y acompasando su ritmo para que el quejido y el desgarro connaturales del cante jondo tuvieran presencia en la música original.

En la evolución del cante flamenco, esta creación de Manuel Torre, constituye un claro ejemplo de la representación del folklore popular, en base del arte flamenco en general.

En 1929 grava Manuel Torre los campanilleros, acompañado de la guitarra de Miguel Borul, y a partir de ahí, otros cantaores han ido interpretando y cultivando este nuevo estilo, siendo la Niña de la Puebla la cantaora que más lo populariza, imprimiéndole una entonación muy dulce, pero sin la fuerza expresiva y jonda de su genial cantaor.

En su interpretación fidedigna de este cante por Campanilleros, podemos citar a los cantaores Juan Vergara, Pericón de Cádiz, y el Agujeta, siendo interpretado recientemente por los cantaores: José Mercé, con letras de Antonio Gallardo; así como José Menese, pero siempre manteniendo el estilo jondo que escogió para su creación Manuel Torre.

Letra de Manuel Torre:

A la puerta de un rico avariento

llegó Jesucristo y limosna “pio”.

Y en “lugá” de darle limosna,

los perros que había se los achuchó…

Y Dios permitió

que al momento los perros murieran

y el rico avariento “probe” se “queo”

 

Letra de José Menese:

Hasta herodes llegaron noticias

de que un Rey de reyes en Belén “nació”.

El maldito sentencia de muerte

“pa tos” los “nacio” firmó y rubrico.

Pero el niño “dio”…

vió a un ángel y avisó a la virgen.

hulleron a Egipto y fue la salvación.

Tortolita,

Tortolita “mu mal hería”

a los pies de Cristo se vino a caer,

Jesucristo la cogió del suelo

le besó las alas y voló otra vez…

Pero no se fué,

que en el templo las migas de Cristo,

se fueron arrullando llenas de placer.


About these ads
Esta entrada fue publicada en Música flamenca y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s